jueves, 17 de abril de 2008

De cardenales y moretones: los derechos humanos (II)


“En el año 1988, cuando Ud. llegó a Ayacucho, ¿cuál era la situación de los derechos humanos?

En ese año la ciudad estaba en manos de Sendero Luminoso. En esa situación podemos achacarle a ellos la gran mayoría de las violaciones de derechos humanos. Yo hubiese querido hacer un recuento de la cantidad de víctimas que no están en la lista de muertos de las organizaciones de derechos humanos.

¿No existen acaso organismos de la Iglesia que pertenecen a la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos donde usted podría entregar su lista?

No existe ninguna organización de la Iglesia conformada por esa Coordinadora, es más yo protesté contra la Comisión Episcopal de Acción Social y me dijeron que no pertenecen a la Iglesia. Pero, ¿qué queremos? ¿Hurgar entre los muertos y los sentimientos de toda esta gente resentida para oponernos al gobierno? No estemos con ese espíritu de venganza.”

Fuente: “Repartiendo pelota”. Caretas (14 de abril de 1994).

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Interesante este blog sobre el terrible Cipriani, un cardenal que el Peru no se merece.

Aqui les paso un articulo recontra bueno y picante sobre Cipriani que salio en Con nuestro Peru ( http://www.connuestroperu.com ):

Alan García y Arzobispo perpetran sacrilegio en Fiestas Patrias

el link es:

http://www.connuestroperu.com/index.php?option=com_content&task=view&id=504&Itemid=32

Martin dijo...

Que vergüenza este Cipriani. En internet abundan las referencias a este tipejo que realmente nos hace dar vergüenza a los católicos. Y de ahí se quejan de por qué los evangélicos están ganando tanto terreno.